Trata tu rosácea y dermatitis

Publicado por Daniela Cuevas en

Tips para tratar la rosácea y dermatitis atópica: By Ximena Galván

Rosácea y dermatitis atópica, dos condiciones que hoy por hoy muchas personas padecen., ambas provocan mayor vulnerabilidad ante factores internos y externos.  Puede ser complicado y molesto en un inicio e incluso doloroso pero actualmente hay avances, métodos, tecnología y productos de belleza/dermatológicos que ayudan a formular opciones para este tipo de piel muy peculiar.

 

¿Qué es la rosácea?

Es una condición/enfermedad que se manifiesta principalmente por el enrojecimiento y vasos sanguíneos visibles en la piel.

¿Qué es la dermatitis atópica?

La dermatitis es una sensación de resequedad y picor hasta llegar a la irritación en la barrera de la piel

Pero ¿qué pasa con el estilo de vida?  ¿Repercuta de alguna forma estas dos condiciones en tu día a día?  Pues la respuesta es Si…

 

Acudir con un dermatólogo que nos ayude a determinar el tipo de afección y su gravedad es el primer paso necesario, pero también es importante tomar en cuenta algunos hábitos para controlar y mejorar la calidad de vida.

 

TIPS:

Alimentación: Contemplar y medir la cantidad de algunos alimentos puede ser algo difícil si eres amante de la comida, pero existen algunos que pueden ser desencadenantes de la rosácea y se recomienda no abusar de los mismos, algunos son el vino tinto, el chocolate, comida picosa e incluso la temperatura también puede influir, existen algunos estudios y los especialistas comparten que los alimentos muy calientes pueden dilatar los vasos sanguíneos.

 

Duchas cortas: El baño es otro factor para evitar dañar o empeorar la piel teniendo estas dos condiciones, deben ser cortos y con agua a temperatura ambiente esto ayuda a prevenir y controlar la resequedad, irritación y comezón. Se recomienda usar jabón sin perfume, en el mercado puedes encontrar diversas opciones de geles de ducha y por último no tallar la piel con esponjas agresivas.  

 

Productos y procedimientos de belleza: Maquillajes, jabones, cremas, desodorantes, depilación, exfoliación, uso de perfumes… una ¡gran lista! y el más importante desde mi punto de vista por ser la rutina de diario.

Sabemos que se ha vuelto tendencia todo lo relacionado con la piel pero si eres amante de las rutinas de skincare y el maquillaje debes de tener mucho cuidado con lo que experimentas, existen formulas no favorables para la rosácea y la dermatitis.

Lo más recomendable es no saturar la piel con miles de productos de belleza e incluso moderar el uso de maquillaje, ya que, la piel por encontrarse sensible necesita respirar y sobre todo si te encuentras en un nivel de tratamiento muy abrasivo. Consultar con tu dermatólogo es la mejor opción para asegurar la calidad del producto y si realmente cumple con tus necesidades.

 

Exposición al sol: Todos sabemos que el sol es el principal factor de distintos problemas de la piel como el cáncer de piel, las manchas y las arrugas, en estas dos condiciones la exposición es un factor negativo y puedes llegarte a ver como ¡camarón!. Es difícil cuando te encanta realizar actividades al aire libre o ir a la playa pero con una piel bien hidratada, aplicación y re aplicación de bloqueador solar puedes disfrutar de dichas actividades sin ningún problema.

 

El cuidado de tus emociones: Si, aunque se escuche raro es un punto muy importante, si abusas del estrés, la ansiedad y los nervios tu piel lo puede reflejar (no significa que las evites) hoy ¿quien no se siente estresado? Puedes aplicar ejercicios de meditación o alguna actividad que te haga feliz pero es muy importante no olvidarlas y monitorearlas.

 

Productos de limpieza para el hogar: En efecto, la mayoría de estos productos son muy astringentes (dañinos para la barrera de la piel).

Aunque la limpieza del hogar es fundamental por la presencia de ácaros, polen y bacterias, debes de evitar a toda costa el contacto con productos de este tipo. Si necesitas realizar alguna actividad (lavar trastes, lavar ropa, trapear…) que requiera el contacto con ellos, no dudes en usar guantes de doble capa para evitar cualquier reacción.

 

Sin duda alguna implementando estos cuidados evitarás dificultades para llevar acabo tus actividades del día pero lo mejor siempre será canalizar tu piel con un especialista y no tomarse a la ligera algo que te molesta o incluso afecta tu estilo de vida. Atendamos nuestra piel con responsabilidad y nunca olvidemos que cada piel es única e irrepetible.

 

 By: Ximena Galván


Publicación más antigua Publicación más reciente

0 comentarios

Dejar un comentario

Por favor tenga en cuenta que los comentarios deben ser aprobados antes de ser publicados