Storytime: Maca y su experiencia con el acné - Raw Apothecary MX

Envío gratis en CDMX y al resto de la República con un mínimo de compra de $500

Storytime: Maca y su experiencia con el acné

junio 28, 2020

Storytime: Maca y su experiencia con el acné

El acné llega, se sienta en la primera fila de tu mente y de repente todo tiene que ver con tu piel.

¡Hola Tribu!

Me encanta estar por aquí otra vez y saludarl@s.

Siempre buscamos tenerl@s informad@s y entretenid@s en el blog, pero hoy quiero cambiar un poco el tono y contarles sobre mi experiencia personal con el acné, los errores que cometí y cómo logré hacer las paces con mi piel; esperando dejarles algunas lecciones que les ahorren muchas preocupaciones, tiempo y hasta dinero.

Sé que much@s de ustedes sufren de acné y entiendo la frustración. El acné llega, se sienta en la primera fila de tu mente y de repente todo tiene que ver con tu piel.

Me acuerdo particularmente de cómo me pasaba horas maquillándome para cubrir por completo mi piel, de lo incómoda que me sentía cuando iba a eventos de día y cuando estaba en el gimnasio (que por cierto JAMÁS iba sin maquillaje).

Aunque siempre tuve una piel bastante sensible y con brotes; el acné empezó cuándo tenía 24 años.

Al principio simplemente me di una vuelta por alguna tienda dermatológica, compré un jabón ultra abrasivo diseñado para pieles con acné, un tónico con mucho alcohol (para que ardiera) y un exfoliante.

La idea principal era eliminar la grasa de mi piel por completo y así deshacerme del acné.

Me lavaba la cara 3 veces al día, nunca me la dejaba en paz. Siempre estaba revisando si tenía un nuevo brote para rápidamente usar mi tónico y mi tratamiento.

Estuve así durante un par de meses, sin que nada mejorara, hasta que decidí ir con un dermatólogo.

La consulta duró 15 minutos y salí con una receta médica para el famoso Trevissage (o Accutane), una pastilla mágica que en 6 meses me iba a liberar por completo del problema.

Viendo hacia atrás me doy cuenta lo desesperada que estaba en ese momento, en general soy una persona muy cuidadosa con lo que meto a mi cuerpo; pero en este caso ni siquiera me importó lo preocupante que era tener que hacerme estudios de sangre cada mes para revisar que mi cuerpo no estuviera dañándose con el tratamiento.

El acné se me quitó a las dos semanas de usar el tratamiento, pero los efectos secundarios de resequedad y sensibilidad se hacían cada vez más obvios y preocupantes. Me acababa un Carmex cada semana; la boca me sangraba mucho de la resequedad y hasta los ojos los sentía resecos.

La piel del resto de cuerpo la tenía demasiado sensible, no me podía dar el sol ni por error y tenía que usar crema corporal al menos 3 veces al día para calmar el ardor.

Mi cuerpo me estaba diciendo que algo no estaba bien pero aun así terminé el tratamiento.

Aunque ya no tenía brotes mi piel se veía enferma y sin vida. Estaba sumamente sensible y esta sensación tardo años en quitarse.

Hoy, viendo hacia atrás, me doy cuenta lo poco que entendía sobre mi piel y el daño que le hice.

La piel es el órgano más grande del cuerpo y es un reflejo de tu estilo de vida. En esos momentos yo vivía en un estrés enfermizo y mi estilo de vida no era nada saludable.

El problema es que cuando estamos desesperados por transformar algo que no nos gusta confiamos a ciegas en lo que los doctores, nuestros amigos o el internet nos dicen sin oír a nuestro cuerpo.

Súmale a eso la desinformación que existe sobre el acné y tienes una receta desastrosa.  Una piel con acné no necesita ser limpiada constantemente de manera abrasiva, necesita ser nutrida, humectada e hidratada.

Me hubiera gustado toparme con alguien que me enseñara a evaluar mi piel y que me alejara de este tipo de tratamientos que tienen consecuencias a largo plazo para nuestra salud. Hoy entiendo a mi piel como un reflejo de mi estado de salud y me informo sobre los productos que utilizo para siempre cuidarla y nutrirla.

Sé que suena imposible, pero si sufres de acné no te desesperes. Busca productos que te hagan sentir mejor y evalúa tu estilo de vida en general. Es un proceso mucho más largo, pero la relación que crearás con tu piel será mucho más positiva.

Maca

 




Dejar un comentario