Yoga Facial - Raw Apothecary MX

Yoga Facial

febrero 28, 2021

Yoga Facial

Yoga Facial, ¡tu mejor arma antiage! Por: Sthefanía Pérez


¿Sabías que… puedes ejercitar los músculos faciales para evitar los signos de la edad y, al mismo tiempo, adelgazar tu rostro sin necesidad de pasar por el quirófano? Lo sabemos, suena demasiado perfecto para ser verdad, pero ¡es posible!

El yoga facial es uno de los métodos más eficaces para difuminar las líneas de expresión, prevenir las arrugas y lucir un cutis más revitalizado gracias a que favorece la oxigenación y relajación de la musculatura.

Practicar esta disciplina, no solo te ayudará a tonificar los músculos de tu cara, sino también será tu mejor aliada para liberar el estrés y estimular la circulación sanguínea propiciando una apariencia más luminosa y llena de vida. Lo mejor, es que para llevarla a cabo, solo necesitas tus manos, un espejo y mucha, mucha paciencia.

Debes tomar en cuenta que el yoga facial no sustituye ningún tratamiento de skincare, más bien, los complementa. Sé consciente de que este es un procedimiento antiage que únicamente retarda la aparición de arrugas y si ya las tienes, las minimiza.

¿En qué consiste?
En una serie de estiramientos y masajes que ayudan a los músculos a conservar su elasticidad y firmeza; mejorando el bienestar del rostro, el cuello y el escote.

¿Cuánto tiempo necesito practicarlo?

Todos los días si quieres ver resultados. Recuerda que la consistencia es la clave del éxito. Existen distintas rutinas que van desde los cinco minutos hasta los 30.

¿Realmente es efectivo?

Sí, pero debes comprometerte. De hecho, un estudio realizado por JAMA Dermatology, demostró que las personas que hacen 30 minutos diarios de ejercicio facial, pueden lucir aproximadamente ¡tres años más joven!, increíble, ¿no?
 
¿Qué beneficios obtengo al realizar yoga facial?

¡Muchos!, pero los principales son:

-Previene la flacidez
-Atenúa las arrugas
-Activa el sistema linfático dejando tu piel luminosa y suave
-Disminuye las ojeras y las bolsas de los ojos
-Mejora la apariencia de la papada
-Estimula la producción de colágeno
-Brinda equilibrio energético al organismo


Ahora que conoces sus propiedades, te compartimos nuestros ejercicios favoritos para lograr un ¡cutis de 10!



Para el cuello

1. Levanta la barbilla estirando la parte delantera del cuello. Relaja la mandíbula.
2. Abre la boca (lo que más puedas) y pronuncia las vocales: a, e, i, o, u.
3. Regresa a posición neutral y, ahora, gira tu cuello hacia el lado derecho hasta que quede alineado con tu hombro. Haz lo mismo del otro lado.
4. Repite este movimiento tres veces.



Para los pómulos


1. Coloca tu dedo índice y medio sobre los labios.
2. Presiona suavemente tus labios con los dedos y, al mismo tiempo, ve ‘inflando’ tus mejillas.
3. Repite dos veces más.


Para los ojos


1. Rota tu mirada en sentido del reloj, es decir, arriba, derecha, abajo e izquierda. Hazlo tres veces y cambia de sentido.
2. Pon la punta de tu dedo anular derecho en la esquina exterior de tu ojo izquierdo, después, jala suavemente hacia arriba a modo de que tu cabeza se incline. Vuelve a la posición inicial, y cambia de lado.
3. Hazlo dos veces.


Para los labios

1. Inclina tu cabeza hacia atrás, y mientras miras hacia arriba, haz boca de pez.
2. Hazlo 10 veces haciendo sonido de beso.
3. Regresa a la posición inicial y relaja tu cara.
4. Inhala y exhala imaginando que estás soplando una vela, empujando ligeramente la boca.
5. Repite dos veces más.



Para la papada

1. Aprieta los dientes y estira la comisura de la boca todo lo que puedas (como si estuvieras sonriendo).
2. Abre la boca, saca la lengua e intenta tocar la punta de tu nariz con esta.
3. Levanta tu cabeza y estira tu mandíbula hacia delante. Mantén la posición varios segundos y suelta.
4. Gira tu cabeza hacia el lado izquierdo y empuja tu mandíbula hacia afuera para estirar los músculos del cuello.
5. Cambia de lado y vuelve a hacerlo.


Para la frente

1. Haz una “c” con los pulgares e índices de ambas manos y colócalas alrededor de los ojos ( índices arriba las cejas y pulgares sobre las mejillas).
2. Tira hacia arriba intentando levantar tus cejas con los ojos bien abiertos.
3. Conserva esta posición varios segundos y suelta.
4. Repite tres veces más.


Finaliza

1. Golpea, suavemente, con las yemas de tus dedos todo el rostro.
2. Luego, frota las palmas de tus manos hasta que queden calientes y ponlas sobre tus ojos cerrados.
3. Inhala y exhala varias veces
4. ¡Terminamos!



Así que ya sabes, si quieres presumir una piel envidiable, haz ¡yoga facial!
By: Sthefanía M.




Dejar un comentario

Los comentarios se aprobarán antes de mostrarse.