Método curly girl: No morir en el intento

Si como yo, toooda la vida has luchado con un cabello rebelde, seco y con frizz, es posible que tengas rizos ocultos que el método curly va a LI-BE-RAR, muchas mujeres que han aprendido a hacer el Método Curly Girl han descubierto que su cabello es mucho más rizado de lo que habían imaginado (soy de ese team). 

 

Método curly girl: No morir en el intento

 

La estilista y experta en rizos Lorraine Massey presentó al mundo el Método Curly Girl a principios de los años 2000. Este método recomienda el uso de productos aprobados por el método y ciertas técnicas de peinado para mejorar la salud del cabello, acentuar los rizos y reducir el terrible frizz.


La esencia del método: Di adiós a los sulfatos


Los sulfatos son químicos que a menudo se usan en shampoos, acondicionadores y productos para peinar, pero son demasiado agresivos para el cabello rizado. El cabello rizado es naturalmente mucho más seco que otros tipos de cabello, y cuando se deshidrata, sus cutículas del cabello comienzan a levantarse, lo que provoca un aumento del frizz. Así que asegúrate de que a partir de ahora todos los productos que uses en tu cabello sean libres de sulfatos.


Según el Método Curly Girl, debes seguir estas reglas:


  • Usar productos de limpieza sin sulfatos, siliconas, ceras ni aceites minerales. El cabello rizado es más propenso a la sequedad.
  • Desenredar el cabello en la ducha con la ayuda de un acondicionador y tus dedos. Esto ayuda a prevenir la rotura y a distribuir la humedad necesaria a través de tus rizos.
  • Hacer scrunch en tu cabello con un producto activador de rizos como un gel o crema para definir los rizos.
  • Usar una camiseta vieja de algodón o una toalla de bambú para secar el cabello en lugar de una toalla de algodón tradicional (las toallas de algodón tradicionales tienen fibras ásperas que pueden lastimar tu cabello), en cambio, la playera vieja de tu novix tiene fibras más suaves que absorben el exceso de humedad sin causar frizz

Ahora que sabemos en qué consiste el método, ¡Te doy los pasos esenciales!

 

1. ¡Resetea tu cabello con un shampoo detox!

 

Antes de comenzar tu viaje, el primer paso es eliminar cualquier acumulación de siliconas, ceras y productos en tu cabello. Para un nuevo comienzo, prueba con un shampoo que contenga sulfatos suaves, recuerdas el shampoo “Ricitos de oro”? Es perfecto para limpiar tu cuero cabelludo y resetear tus rizos (¿Increíble lo que puede hacer un shampoo para bebés, no?).


2. ¡Un shampoo muy suave hará la diferencia!

 

Mantén la espuma en tu cuero cabelludo durante al menos 60 segundos antes de enjuagar. Recuerda evitar los sulfatos, siliconas, ceras y aceites minerales.

 

3. ¡Acondiciona esos rizos!

 

Toma una cantidad generosa de tu acondicionador y desenreda con los dedos. Una vez que hayas terminado de desenredar, asegúrate de enjuagar completamente.

Recomendamos Stop The Break o Stop The Damage, nuestros dos acondicionadores libres de sulfatos y súper nutritivos.

 

Acondicionador capilar para reducir pelo quebradizo - Stop The Break

 

Acondicionador capilar para reducir daño intenso - Stop The Damage


4. ¡Hora de peinar!

 

Usa el producto estilizante de tu elección y aplica desde la raíz hasta las puntas con movimientos de "scrunch" ¡CUIDADO CON LA CANTIDAD! Si encuentras residuos en tu cabello una vez que se seque, significa que estás usando demasiado. La próxima vez, intenta usar un poco menos. Eventualmente encontrarás el sweet spot para tu cabello.


5. ¡Seca, seca, seca!

Ahora es el momento de eliminar todo el exceso de agua: toma una camiseta de algodón, junta tu cabello en tus manos y aprieta para eliminar el exceso de agua de tus rizos.

  

TOP TIP:

Mi cabello mejoró MUCHÍSIMO cuando probé Deep Recovery, una mascarilla reparadora apta para el método curly que hidrata profundamente, retiene la humedad y devuelve la vida a mi melena cada que la uso ¡MI ADD ON FAVORITO HASTA AHORA! 

 

 

Recuerda que todo cabello y persona es diferente por lo que alcanzar tu cabello ideal puede requerir un poco de prueba y error, pero una vez que lo logres, tus rizos nunca se habrán visto mejor.