5 cosas básicas que necesitas saber del skincare

Publicado por Macarena Riva en

5 cosas básicas que necesitas saber del skincare

Hace 20 años cuidarte la piel significaba usar jabón neutro y crema Ponds, sin importar que tipo de piel tenías ni tus preocupaciones. Hoy sabemos mucho más acerca de la piel, entendemos qué elementos necesita para verse saludable y cuáles han sido parte de nuestra rutina por años aún cuando no son necesarios o peor, son dañinos.

El problema con esta evolución del skincare es que ahora hay demasiada información, pasos y productos. Empezar se vuelve muy abrumador. Así que creamos esta lista para que te animes a entrar en el mundo del skincare sin perder la cabeza.

 

1.- Descubre tu tipo de piel

Este es el primer paso y es fundamental para seleccionar la rutina perfecta para ti. Cada vez que le pregunto a alguien que tipo de piel tiene su respuesta automática es: Piel grasa. Sin detenerse a pensarlo.

 

El test

En la mañana, antes de aplicar cualquier producto (incluyendo limpiador o jabón), lava con agua tu cara y espera 10 minutos. Ponte enfrente del espejo y objetivamente analiza cómo se siente tu piel y qué es lo que vez.

¿Hay un exceso de sebo?

¿Tienes acné?

¿Manchas?

¿Está irritada?

Tómate este tiempo para entender tu piel y así poder darle lo que necesita.

 

 

2.- Diseña una rutina básica

Antes de empezar a jugar con sueros y mascarillas selecciona una rutina básica y pruébala por al menos 1 mes de forma constante. 
 
Poco a poco podrás agregar otros elementos a esta rutina dependiendo de tus preocupaciones.
 
Una rutina básica debe lograr estas 4 cosas:
 
1. Limpiar
2. Hidratar (proveer agua)
3. Humectar (proveer aceite)
4. Tratar
 
 
Vamos paso a paso:
 
Limpiar
Aléjate de los limpiadores que te den una sensación abrasiva o dejen tu piel acartonada (todo lo que tenga lauril sulfato, alcohol o sosa cáustica). Busca limpiadores suaves pero efectivos. Usualmente son mejores los líquidos o en crema.
 
PS: Si usas mucho maquillaje busca un desmaquillante natural base aceite. Si tienes un buen limpiador no es necesario usar agua micelar ni tónicos con alcohol.
 
Hidratar
De forma tópica el agua viene en la forma de tónicos, sueros o cremas hidratantes.
 
Normalmente las cremas cumplen la función de hidratar y humectar. Pero OJO. La mayoría de las veces el 95% de las cremas son agua, así que los beneficios extras que buscas seguramente no están en la concentración necesaria.
 
Humectar
Esta es mi parte favorita. El aceite. Es importante aclarar que el sebo y el aceite no son lo mismo. El sebo es la sustancia que secreta tu piel para protegerse de las bacterias y de la pérdida de agua. El aceite es el tratamiento tópico que tiene esa misma función.
 
Busca aceites naturales que vengan de semillas o flores (no minerales) y estén de preferencia prensados en frío.
 
.
 

3.- Analiza los productos que usas

Ya que tienes claro qué tipo de piel tienes y cuál debería de ser tu rutina; vacía tu cajón de belleza encima de tu cama y analiza cada uno de los productos que tienes.
 
Empieza por entender que hace cada producto:
 
¿Limpia?
¿Hidrata?
¿Humecta?
¿Exfolia?
¿Nada?
 
Ya que hayas seleccionado los básicos, lee las etiquetas.
 
Evita:
  • Alcoholes
  • Parabenos
  • Aceites minerales
  • Fragancias
  • Lauril Sulfato de Sodio
  • Ftalatos
  • PEG
 
Ojo: Los ingredientes en las etiquetas van de mayor a menor concentración. Si compraste una crema por su ingrediente estrella y este está al final de la lista, te están vendiendo agua. Los productos que hayan quedado libres de culpa y cumplan con alguno de los 3 pasos de tu rutina básica se quedan. Los que no, se van.
 
  

4.- Enfócate en tratar una preocupación a la vez

Si tienes la piel extremadamente grasa y estás preocupada por las manchas de sol; empieza tratando una de estas preocupaciones y muévete a la siguiente ya que tengas la primera bajo control.
 
Ten en cuenta que el skincare es mayormente preventivo. Así que empieza lo antes posible a cuidar tu piel para no tener que recurrir a tratamientos cosméticos.
 
Pro tip: Busca un hidratante o humectante con ingredientes activos que traten la condición que estás buscando resolver. Dos pájaros de un tiro.
 
 

5.- Usa protector solar

No es negociable. Úsalo diario y re-aplica cada 4 horas. Este es el secreto de una piel radiante a través del tiempo.
 
 
 
 
Ya sabes, si tienes alguna duda escríbenos a hola@rawapothecary.mx o en Instagram @raw_apothecary.
 
Nos encanta poderte ayudar.

Publicación más antigua Publicación más reciente


Artículos Relacionados


0 comentarios

Dejar un comentario